Foto: 

Autor: Fernando Nicchi
Páginas: 144
Publicación: Próximamente

En el teatro existen básicamente tres géneros: la comedia, el drama y la tragedia. En la comedia, una serie de enredos viene a perturbar la felicidad de los personajes; finalmente, los problemas se resuelven y se retorna a la situación inicial. En el drama, en cambio, el final trae consigo un vuelco hacia condiciones muy distintas de las iniciales. Pero es en la tragedia cuando los personajes se ven compelidos por una fuerza –tal vez proveniente de los dioses– que los lleva a actuar de determinada manera y no de otra, a pesar de que les vaya la vida en ello.

En la literatura económica se ha hecho famosa la llamada “Tragedia de los comunes”, en donde la comunidad de pastores marcha inevitablemente hacia la destrucción de sus cabras, sin que parezca que exista nada que evite esta tragedia. Es precisamente este tipo de situación la que se ha replicado en el transporte de energía eléctrica.

En este trabajo se explica la subinversión que atraviesan las ampliaciones en infraestructura de transporte de energía eléctrica a partir de conceptos propios de la nueva economía política, la teoría de juegos y el neoinstitucionalismo. Esto da lugar, luego, a la realización de una serie de propuestas que permiten dar una salida a la subinversión en la que se encuentra sumido el sector.