Foto: 

Ver video

 

 

El título de ingeniero habilita para trabajar en el ámbito de la tecnología, con responsabilidades sobre gestión, mantenimiento, desarrollo e innovación. Los ingenieros utilizan estos conocimientos para crear conceptos, materiales, procesos, productos, máquinas, obras y sistemas complejos.

En este sentido, los profesionales de la ingeniería se asumen como actores influyentes de la sociedad, ya que están capacitados para dar respuesta a desafíos como el cambio climático global, la provisión de energía, las problemáticas de vivienda, transportes y comunicaciones, a partir del respeto por los recursos para las futuras generaciones.

El ingeniero industrial de la UBA posee una profunda formación en sistemas productivos de gestión y comerciales, que lo habilita para operar, optimizar y cambiar sus lógicas de acuerdo a las nuevas demandas sociales y ambientales, a través de la mejora continua, el desarrollo y la innovación. 

Entre sus capacidades se encuentran:
. Percibir los síntomas de la realidad que requieran su intervención, y priorizarlos en función de la importancia del resultado y la posibilidad de resolución.
. Resolver problemas complejos y multifacéticos en condiciones de incertidumbre con información poco estructurada y recursos escasos, a partir de la aplicación de modelos matemáticos, el uso de herramientas informáticas, conocimientos técnicos industriales para determinar materiales, equipos y procesos; análisis económico, métodos científicos y búsqueda racional de causas y enfoques sistémicos, entre otros análisis.
. Liderar y participar en grupos de trabajo interdisciplinarios. Esto requiere habilidad para las relaciones interpersonales que incluyen comunicación y motivación, técnicas de negociación y conciencia ética por la comunidad, la energía y el ambiente.
. Aplicar el ingenio y la creatividad para el desarrollo de su actividad profesional.