El 5 de marzo de 1918 Elisa Bachofen recibió su título de “ingeniero” en la Universidad de Buenos Aires y se convirtió en la primera mujer en graduarse en dicha carrera en toda América Latina, 48 años después de la graduación de Luis A. Huergo. Su título de Ingeniera fue efectivizado recién en 1929, luego de que la Real Academia Española aceptara la denominación femenina de la profesión.

El pasado 12 y 13 de noviembre, en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (FIUBA), se rindió homenaje a este hecho histórico que contribuyó a que las mujeres ingresen, estudien y se gradúen en esta disciplina.  Las actividades se desarrollaron en el marco de las Primeras Jornadas de Mujeres Ingenieras “Elisa Bachofen”, que de ahora en más tendrán lugar todos los años en esa casa de altos estudios.

El reconocimiento realizado y la apertura de las Jornadas son parte de deudas pendientes, de respuestas a demandas históricas de las mujeres graduadas, estudiantes y de aquellas que no continuaron sus estudios.

Desde la FIUBA, a través del área de Coordinación para Inclusión, Género y Diversidad de la Secretaría de Inclusión, Género, Bienestar y Articulación Social se considera a la ingeniera Bachofen como una figura que ocupó un rol activo en la sociedad en general, y en el ámbito universitario en particular. Fue pionera y feminista, y puso su profesión y conocimientos a disposición de la sociedad: diseñó un proyecto de viviendas populares y otro de escuelas seguras para zonas de riesgo de terremotos, escribió el libro Enseñanza técnica para la mujer, pensado como una conjunción entre los roles tradicionales que se le asignaban a las mujeres de esa época -como el cuidado del hogar- y su apertura al conocimiento tecnológico. Si bien su historia fue “oculta” e “invisible” como la de muchas otras mujeres, en la actualidad se convierte en un faro para la comunidad de la Facultad de Ingeniería de la UBA. Su ejemplo como profesional potencia e inspira a muchas generaciones.

Las jornadas contaron con la asistencia de autoridades, profesionales, docentes, nodocentes, estudiantes y familiares de la homenajeada, entre quienes se encontraron su hija, la  ingeniera Elisa Mestorino Bachofen, y su nieta, la también ingeniera Elena Arce Mestorino.

La primera jornada se desarrolló en la sede de Av. Paseo Colón 850, en el aula 418, inaugurada durante el encuentro con el nombre de “Ingeniera Elisa Bachofen”. Durante la actividad, participó además el dibujante Nicolás Fernández, que realizó una intervención artística en el aula donde se ven reflejados algunos de los momentos más importantes de la vida de Bachofen.

La apertura del panel estuvo a cargo de Lucía Navarro, coordinadora del área de Inclusión, Género y Diversidad, espacio creado en 2018 que se encarga de implementar el Protocolo de Acción Institucional para la prevención e intervención ante situaciones de violencia o discriminación de género u orientación sexual, como así también de llevar adelante actividades de prevención y concientización en contra de las violencias, y actividades de formación en género, ciencia y tecnología.

Luego de la apertura, la ingeniera Elisa Mestorino Bachofen recordó a su madre desde el punto de vista académico, profesional y familiar; la museóloga Zulema Cañas Chaure compartió con toda la comunidad su investigación realizada en torno a la vida y obra de la primera ingeniera; y la ingeniera María Eva Koutsovitis realizó una exposición en torno al rol social de la ingeniería desde una perspectiva de género. Al finalizar, la vicepresidenta del Centro de Estudiantes de Ingeniería, Candela Martín, dedicó unas palabras a la familia y destacó el rol de las mujeres en la profesión y las dificultades que deben afrontar en la universidad. Además, la ingeniera Elena Arce Mestorino agradeció la realización de las jornadas y destacó la lucha feminista de su abuela.

El cierre estuvo a cargo del decano de la FIUBA Ing. Alejandro M. Martínez y del vicedecano Dr. Ing. Raúl D. Bertero, quienes entregaron un reconocimiento a la familia Bachofen por “su dedicación y esmero, que ha logrado visibilizar la importancia de la participación de las mujeres en el ámbito de la ingeniería, fomentando el ingreso de las mismas a las aulas”.

En cuanto a la segunda jornada, el encuentro se realizó en el Museo de Ciencia y Técnica de la Facultad de Ingeniería de la UBA, ubicado en la sede de Av. Las Heras 2214. La actividad estuvo moderada por Lucía Navarro y, en nombre de la familia Bachofen, participó nuevamente su nieta. Además, se contó con las disertaciones de la ingeniera Silvina Bogg, integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Gremial Docente de la FIUBA, quien profundizó el recorrido histórico de la vida profesional y de militancia feminista de Elisa Bachofen, evidenciando su rebeldía a los pre conceptos que consideran a la ciencia y la tecnología como ámbitos esencialmente masculinos; y la ingeniera Silvia Isaurralde, secretaria administrativa de la FIUBA, quien problematizó sobre las desigualdades existentes en el ámbito de la ingeniería y los desafíos como mujeres ingenieras.

En el cierre, el decano Martínez brindó unas palabras alusivas a la vida profesional de la primera ingeniera de Latinoamérica. Luego, se realizó un recorrido por el Museo donde se expusieron objetos y obras de Elisa Bachofen.