Contempla la profundización y el dominio de los temas en el área de aplicación, brindando además las herramientas para ampliar su capacidad de análisis. En una primera etapa se profundizan y actualizan los conocimientos de las ciencias básicas necesarios para interpretar y analizar los procesos. En el módulo tecnológico se analizan los procesos y las características y especificaciones del producto. Durante esta segunda etapa la oferta educativa contempla la posibilidad de intensificar los conocimientos en las áreas de proceso de mayor interés.