La subsecretaria de Investigación y Doctorado Dra. Cristina Vázquez de la FIUBA celebró la puesta en marcha de las defensas de Tesis de Doctorado bajo la modalidad “streaming”, una acción implementada para hacer frente a las limitaciones presenciales que impone la pandemia Covid-19.

“La tecnología que nos brinda el CETEC a través de las plataformas disponibles hace posible cumplir con los requisitos de sincronismo que exige el Reglamento de Doctorado de la UBA. No podemos dejar de agradecer la colaboración de los jurados para estar presentes en el tiempo pautado virtualmente y desde los lugares más remotos superando las dificultades de conexión, como así también al personal administrativo del Doctorado que prepara la documentación necesaria para validar este acto académico. Y, por supuesto a los recientes doctores en Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, que se han visto privados del cálido aplauso que recibirían de sus profesores, amigos, compañeros, familiares en la modalidad presencial, en aras de obtener su anhelado título por el que venían trabajando los últimos años”, señaló Vázquez.

La Dra. Ana Carolina Rodríguez Negrette –que defendió su trabajo titulado “Grasa de cupuassu y karité como alternativa a las grasas trans”– contó que “el uso de herramientas tecnológicas como las plataformas online puede convertirse en un aliado para llevar a cabo defensas de tesis sin contratiempos y con la misma calidad de presentación que en una defensa presencial. Confieso que no era lo que deseaba, me parece más emocionante el método tradicional. Sin embargo, fue la mejor opción frente a estas condiciones de confinamiento. El día de la defensa ya no pensás en cómo vas a estar vestida o en quiénes van a estar acompañándote, ese día sólo rogás que internet funcione bien para que los jurados puedan verte y escucharte claramente, se sientan cómodos y puedas concentrarte viendo la presentación en el computador”, afirmó Rodríguez Negrette.

Para la Dra. Gisela D. Charó, autora de la tesis titulada “Análisis de separación no estacionaria a partir de líneas de emisión”, comentó que su experiencia ante esta nueva modalidad mostró dos aspectos: “En el lado positivo, la respuesta de la Subsecretaría de Investigación y Doctorado fue rápida y pude defender mi tesis con lo cual pude empezar mi postdoctorado. En el lado negativo, debo decir que durante mis cinco años de doctorado no estaba emocionalmente preparada para una defensa de este tipo. La defensa virtual carece de aspectos fundamentales de la interacción social, como la transmisión del discurso a través de la presencia, gestos de la persona e intercambio fluido de las ideas”, agregó.

El Dr. Nicolás Calarco, autor de “Desarrollo de circuitos electrónicos integrados para un codificador óptico basado en haces no difractivos”, otro de los ensayos defendidos recientemente, explicó que la modalidad online le generó “una sensación de incertidumbre y ansiedad que recién se fue aliviando a medida que se sucedían las devoluciones de los jurados; ellos también colaboraron mucho para que todo saliera bien, es un trabajo en equipo. Es inevitable sentir, además, la tristeza de no poder compartir el momento con las personas que uno ama, y la extrañeza de que todo termine en la cocina del departamento. Luego de todo eso llega por fin la felicidad”.

“Mi investigación doctoral se enfocó en el estudio de Internet así que fue verdaderamente paradójico que mi defensa haya sido por medio de una videoconferencia”, contó el Dr. Esteban Carisimo sobre esta coyuntura, agregando que "en particular, a lo largo del doctorado estudié la congestión en Internet y, también, el funcionamiento de Internet en Latinoamérica, por lo que realizar una videollamada durante la cuarentena del Covid-19   fue prácticamente incluir un experimento más a mi investigación. La videollamada de defensa contó con trece participantes, incluyendo un jurado en Estados Unidos y un espectador en Francia. Ninguno tuvo inconvenientes con el audio y el video, por lo que podemos decir que en algún punto los resultados de la investigación doctoral dieron sus frutos”. El trabajo de Carisimo llevó por título "Tomografía de internet: medición de tráfico y su relación con la topología".

Vale señalar que los veredictos del jurado pueden consultarse en este link, desde donde también se podrá acceder al listado completo de tesis presentadas bajo esta novedosa plataforma.