El martes 27 de octubre de 2020 comenzó en elTribunal Oral Federal 1 de La Plata el debate oral en el juicio unificado por los crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención “Pozo de Banfield”, “Pozo de Quilmes” y “El Infierno” (Brigada de Investigaciones de Lanús). 

Su desarrollo unificado será a 44 años de los hechos, garantizando la “impunidad biológica” para los genocidas, como también la falta de justicia para quienes murieron sin llegar a declarar en audiencia pública, entre ellas de la Dra. Adriana Calvo, docente de la Facultad de Ingeniería de la UBA, quien falleció el 12 de diciembre de 2010, y cuyo valioso testimonio de 2006, en el marco del juicio contra Miguel O. Etchecolatz, volvió a exponerse este martes 10 de noviembre de 2020 en el marco de la causa “Minicucci,Federico y Otros S/ Privación Ilegal de la Libertad e Imposición de Torturas”.  Este juicio se está llevando a cabo contra 19 imputados y contará con alrededor de 500 testigos. 

Sobre Adriana Calvo
Fue Profesora Titular de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, dirigió el grupo de Medios Porosos y ejerció el rol de coordinadora deFísica II. Obtuvo su doctorado en Física en la UNLP. Fue directora de doctorandos en la FIUBA sobre medios porosos y medios granulares. También se la reconoce como una de las principales fundadoras de la Asociación Gremial Docente (AGD). 

Detenida y desaparecida en febrero de 1977 con seis meses de embarazo –dando a luz a quien sería su hija Teresa durante su cautiverio–, Calvo fue sobreviviente de cuatro centros clandestinos de detención, que estuvieron bajo el ala de Ramón Camps en la provincia de Bs.As. Ha sido la primera testigo en declarar en el Juicio a las Juntas. Acá, su testimonio